El coltán o por qué debes reciclar tus móviles

coltan moviles

El coltán es un mineral resultado de la combinación de colombio y tántalo, a los que debe su nombre. De él se extraen tantalio y niobio, que se utilizan en prácticamente todos los aparatos electrónicos, incluido los teléfonos móviles, que hacen uso de él en sus baterías, cámaras y microprocesadores. Su utilización se antoja indispensable hoy en día en los smartphones y tablets, y no parece que esto vaya a cambiar en un futuro cercano con el desarrollo de nuevos dispositivos.


El problema es que la extracción de coltán ha generado y genera problemas muy graves en su principal país productor: la República Democrática del Congo. Guerras, explotación laboral, hambre, personas desplazadas... La falta de escrúpulos de los que hacen dinero con él causa miseria en este país africano donde las minas, situadas en la parte nororiental, están controladas por guerrillas, que dan trabajo en condiciones casi infrahumanas a la gente que extrae el mineral. Las disputas por él, tanto locales como entre distintos países, se han cobrado la vida de mucha gente. Solo en la llamada Guerra del Coltán, más de 4 millones de personas murieron.

minas coltan

Por suerte, se han dado algunos pasos para solucionar la situación. Oficialmente, las grandes multinacionales de telefonía móvil ya no utilizan el coltán de la República Democrática del Congo para la fabricación de sus smartphones. Pese a ello, el ritmo de extracción del mineral y su exportación no se han reducido en los últimos años, lo que induce a pensar que múltiples organizaciones utilizan aún el coltán proveniente de estas minas.


Pero el coltán puede suponer una esperanza para la población, que podría mejorar mucho su calidad de vida si se consiguiera hacer repercutir la explotación del mineral en el beneficio general. Las minas de coltán dan trabajo a muchas personas que, si vieran mejoradas sus condiciones, podrían ganarse la vida dignamente en un país en el que las oportunidades escasean.


¿Qué podemos hacer nosotros, como usuarios, para ayudar a que el coltán sea más una esperanza que una maldición? En primer lugar, recicla tu móvil cuando ya no vayas a utilizarlo. Con este gesto, disminuiremos la demanda de los minerales que se utilizan en su fabricación, incluyendo el coltán. En Full Repairing disponemos de un servicio de reciclaje, así que no dudes en entregarnos cualquier teléfono que ya no uses. Una buena iniciativa en este sentido es la promovida por el Instituto Jane Goodall. Su nombre es Movilízate por la Selva y te aconsejamos que le eches un vistazo.


reciclaje moviles

Como consumidores, debemos también exigir a las empresas certificados que verifiquen el origen de los materiales de sus dispositivos. Pese a que la mayoría del coltán del mundo se extrae en la República Democrática del Congo, con trabajadores en condiciones de semiesclavitud, existen yacimientos en otros países en los que estas condiciones son dignas. También debemos promover que se den pasos hacia la búsqueda de materiales que puedan sustituir en un futuro próximo al coltán en la mayoría de componentes en los que ahora es utilizado.


Hoy en día, el uso de dispositivos móviles está ampliamente extendido y muchos aspectos de nuestra vida social y laboral no se contemplan sin él. Pero, como usuarios, debemos también ser responsables y actuar de una manera que ayude a que su utilización sea sostenible y ética. ¡Tu granito de arena es importante!


Si te ha gustado el artículo puedes compartirlo a través de los botones sociales.


Ignacio Martin Fraile