¿Qué estoy aceptando cuando acepto permisos al instalar una app? 

 

Siempre que instalamos una aplicación en un smartphone Android, se nos solicita aceptar una serie de permisos. Pero, ¿qué son exactamente estos permisos y qué estamos permitiendo al aceptarlos? ¿Son todos necesarios para hacer funcionar la app? ¿Son inocuos o pueden poner en peligro la seguridad de mi teléfono o mis datos? Te lo contamos todo en este artículo.

 

 

Al instalar una app, una pantalla similar a esta aparece en tu terminal, pidiéndote permiso para que la aplicación acceda a una serie de funciones de nuestro smartphone.

 

Para que la app se instale en nuestro dispositivo, debemos aceptar la solicitud de permisos en bloque, no podemos aceptar unos y rechazar otros. Por ello, conviene leer con atención y comprender lo que estamos aceptando. Pulsando en la flecha, se abrirá un pequeño texto desplegable que nos explica de manera breve lo que significa cada permiso. Esto nos ayudará a identificar si la aplicación que estamos intentando descargar tiene la necesidad de acceder a este tipo de datos o funciones antes de aceptarlos. A continuación, os explicamos la función de los principales permisos que pueden aparecernos cuando nos descargamos una aplicación:

 

 

  • Acceso íntegro a Internet: Significa que, para funcionar, la aplicación necesita acceder a las redes que utilizas para conectarte a Internet (mediante Wi-Fi o datos). Cualquier app que tenga que enviar o recibir datos a través de la red solicitará este permiso. Si identificas que tu app no necesita conectarse a Internet para funcionar, debes tener precaución: este permiso puede utilizarse para enviarte material o datos dañinos para tu teléfono.
  • Estado de la red (Wi-Fi o datos): Este permiso le dice a la aplicación si, actualmente, estamos conectados a una red inalámbrica o bien mediante datos. En principio, este permiso es inocuo y no debería preocuparte aceptarlo.
  • Modificar / Eliminar contenido del almacenamiento: Permite a la app acceder a la memoria de nuestro teléfono para ver, editar o eliminar datos. Este permiso le confiere un poder grande a la app, aunque es bien cierto que la mayoría lo necesitan para almacenar sus propios datos de configuración.
  • Compras en la aplicación: Este permiso lo solicitan aplicaciones que disponen de la opción de hacer micro-pagos dentro de la propia aplicación. Este sistema es típico de los juegos “freemium”, cuya descarga es gratuita pero ofrecen la posibilidad de ciertas ventajas y avanzar más rápido en el mismo si se hacen compras dentro de él. Si la aplicación que intentamos descargar no responder a este perfil, lo mejor es que no aceptemos este permiso.
  • Llamar por teléfono / Consultar la identidad y el estado del teléfono: Estas opciones permiten a la aplicación tener acceso a nuestro IMEI y nuestro identificador de tarjeta SIM, con el objetivo de hacer llamadas con nuestro dispositivo. Los programas de VoIP, como Skype, necesitarán de este permiso para funcionar, así como aquellos que tengan una ejecución continua (como los juegos) y tengan que pausarla cuando recibimos una llamada. Cualquier aplicación que nos solicite este permiso y que no necesite ninguna de estas funciones podrá intentar hacer llamadas no solicitadas mediante nuestro teléfono, por lo que debemos huir de ellas.
  • Leer /Enviar /Recibir mensajes (SMS): Las aplicaciones de mensajería y otras que requieren una activación mediante SMS pueden requerir este permiso, que les otorga el poder de gestionar nuestros mensajes de texto. Solo debe aceptarse en caso de que la app sea de total confianza, pues este permiso puede ser utilizado de manera fraudulenta para acceder a nuestros mensajes y enviar SMS a servicios de alto coste que no han sido solicitados por el usuario.
  • Ubicación: Permite a la aplicación localizar tu ubicación aproximada mediante el sistema GPS de tu smartphone. Este permiso es uno de los más utilizados hoy en día para multitud de aplicaciones: mapas, redes sociales, apps de deportes, de recomendaciones , meteorológicas... En principio, aceptar este permiso no pone en peligro la integridad de los datos de tu teléfono, pero podría ser utilizado de manera maliciosa para enviarte publicidad no solicitada (spam) o localizar tu posición para fines no deseados.
  • Conexión bluetooth: Solicitado por las aplicaciones que quieran transmitir información mediante este sistema inalámbrico. Si la app que intentamos descargar no precisa de esta funcionalidad, lo mejor será rechazar el permiso.
  • Realizar fotografías / videos: Las aplicaciones que trabajan con la cámara de tu móvil solicitarán este permiso. Debemos instalar solo apps de confianza que nos pidan este permiso, pues una aplicación maliciosa podría realizar fotografías sin nuestro permiso y subirlas a la red.
  • Información social / Personal: Estos permisos dejan acceder a las apps, respectivamente, a tu información en las redes sociales, o a la de tu perfil personal del teléfono (incluidos tus contactos). Pueden ser solicitadas para sincronizar toda la información y ofrecerte servicios u opciones relacionadas con las mismas. Todos estos datos de carácter personal son muy sensibles, por lo que debemos elegir con cuidado las aplicaciones a las que queremos otorgar acceso a los mismos.
  • Leer / Modificar contactos: Permite que la app consulte información sobre contactos almacenados en tu smartphone. Este permiso permite guardar datos de los contactos, y las aplicaciones maliciosas podrían utilizarlo para compartir datos de contactos del usuario sin su consentimiento por lo que, una vez más, debemos extremar las precauciones con las aplicaciones que nos soliciten este permiso.
  • Consultar historial y marcadores web: La aplicación que solicite este permiso querrá acceder al historial de los navegadores instalados en tu teléfono, así como a los enlaces de sus marcadores o favoritos. Si vemos que la app que intentamos instalar no debería interactuar de ninguna forma con estas opciones, debemos extremar la precaución, pues este permiso podría ser utilizado para obtener información que más tarde podría usarse para enviarnos spam.
  • Tus cuentas / Identidad: Este permiso es muy utilizado, pues permite a las aplicaciones acceder a la información de nuestras cuentas para así poder acceder a sus distintos servicios sin tener que registrarnos o poner nuestro usuario y contraseña cada vez que queremos utilizarlos. Cabe destacar que, en ningún caso, la aplicación podrá saber cuál es nuestra contraseña, por lo que en principio se trata de un permiso bastante inocuo.

 

Los permisos que aceptamos al instalar una aplicación de Android realmente están para proteger nuestra seguridad y obtener una experiencia satisfactoria con el contenido descargado. Sin ellos, las aplicaciones de nuestro día a día no funcionarían de manera correcta y segura. Pero el mercado de aplicaciones no está exento de contenido malicioso, por lo que debemos ser cuidadosos y leer con atención todos los permisos que nos solicita una app antes de descargarla. Si creemos que una aplicación no necesita alguno de los permisos que nos está pidiendo, lo mejor es no descargarla e intentar obtener información de la misma, recogiendo las experiencias de otros usuarios o comentarios en webs o blogs especializados. Cuando tengamos la total certeza de que la aplicación es segura, podremos volver a Google Play y descargarla, ahora sí, sin ningún temor a posibles efectos perjudiciales para nosotros o nuestros dispositivos.

 

Por supuesto, dada voluntad de ofrecer un servicio integral de atención a nuestros clientes, en Full Repairing puedes preguntarnos cualquier duda que te surja a este respecto. ¡Estamos para ayudarte!

 

 

Si crees que este artículo puede ser útil a alguien más, puedes compartirlo a través de los botones sociales.

 

Escrito por Ignacio Martín Fraile

Community Manager