Fairphone: los teléfonos más justos del mercado

 

¡Hola a todos! En el artículo de hoy queremos hablaros de los Fairphone, unos smartphones que buscan ser amables con el medio ambiente y, además, son producidos sin utilizar componentes de zonas de conflicto o que puedan servir para financiar a organizaciones militares ilegales. Ya os hemos hablado en nuestro blog de la explotación del coltán para fabricar teléfonos móviles y de la necesidad de actuar con responsabilidad a la hora de comprar un nuevo smartphone. Además, se aseguran de que todas las personas que intervienen en su fabricación posean unas condiciones de trabajo dignas, a diferencia de lo que sucede en muchas ocasiones con marcas de smartphones más conocidas. Estos trabajadores pueden adherirse a un fondo benéfico que pueden utilizar cuando su situación así lo requiera.

 

 

El primer modelo de Fairphone, lanzado en 2013, contaba con Android 4.2 como sistema operativo (aunque eres libre de cambiarlo si así lo deseas) y sus especificaciones, sin ser sobresalientes, sí eran solventes: CPU quad-core MediaTek 6589, pantalla qHD de 4,3 pulgadas, cámara posterior de 8 Mpíxeles y16 GB de capacidad. Pero lo que distinguía a este primer proyecto era la fidelidad a sus principios: además de cumplir la promesa de ser lo menos dañino posible para el planeta y las personas, Fairphone cuenta desde el comienzo con un diseño abierto, es totalmente libre y propone una comercialización abierta al público. El teléfono no incluía ni cargador ni auriculares, conscientes de que la mayoría de usuarios ya disponen de estos extras, evitando de esta manera la producción de residuos innecesarios. El teléfono, que salió al mercado por un precio de 325€, desgranaba punto por punto todos los costes, para que los usuarios pudieran ver a dónde iba su dinero. Un 1% de cada teléfono era donado al organismo Closing the Loop, encargado del reciclaje de teléfonos móviles con el fin de ahorrar costes a nuestro planeta.

 

En 2015 se presentó el Fairphone 2, fabricado con la misma filosofía que su predecesor y que añade algunas novedades interesantes. Sus prestaciones son bastante notables y mejoran a las del primer modelo, teniendo incluso en cuenta el contexto generacional. Cuenta con Android Lollipop de serie, un Qualcomm Snapragon 801, con dos gigas de RAM y 32GB de memoria ampliable.. La pantalla es de 5 pulgadas con resolución Full HD. Cuenta también con una cámara de 8 megapíxeles y batería de 2.420mAh. 

 

 

Lo más llamativo a simple vista, sin embargo, es que presenta un diseño modular; sus componentes pueden ser separados y quitados con facilidad. No solo la tapa trasera o la batería: la placa principal, la cámara, altavoces, puerto USB o micrófono pueden quitarse con la mano o con la ayuda de un simple destornillador común. De esta manera, si alguno de los componentes se rompe, podemos sustituirlos nosotros mismos, y por supuesto no habremos de cambiar de teléfono. Incluso cuenta con un puerto de expansión en el que podremos añadir nuevos módulos. Su precio final ronda los 530€.

 

En definitiva, Fairphone ofrece a los usuarios de smartphones una opción que hasta ahora no estaba presente: contar con un dispositivo con el que tener la seguridad de que ha sido fabricado en unas condiciones éticas, tanto para el planeta como para las personas que han intervenido en su manufactura. La compra de sus componentes no ayudará a la financiación de organizaciones que libran conflictos armados, y su filosofía ayudará a la recuperación del medio ambiente y a mejorar las condiciones laborales de las personas que han participado en su producción. Si bien es cierto que el precio del Fairphone es algo superior al de otros teléfonos de su gama, debemos valorar lo que nos aporta, individualmente y como sociedad, su compra. Al final, la decisión te pertenece únicamente a ti.

 

Podéis encontrar toda la información sobre el Fairphone en su página web, donde asimismo podréis seguir de cerca sus próximos proyectos y objetivos, encaminados a conseguir un teléfono 100% justo con nuestro planeta y las personas que lo habitan. Y, por supuesto, si necesitas reparar tu Fairphone, siempre podrás contar con nosotros.

 

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo a través de los botones sociales. 

 

 


Escrito por Ignacio Martín Fraile

Community Manager

 

Escribir comentario

Comentarios: 0