La fuga de luz (pérdida de luz en las pantallas) es un problema común después de reparar la pantalla.

Vamos a hablar de un problema común pero a la vez desconocido y que muchas veces no sabemos cómo afrontar debido a la falta de información. La fuga de luz (pérdida de luz en las pantallas) es un problema común después de reparar una pantalla LCD. Sabemos que el problema puede ser causado por dos situaciones diferentes. Dependiendo del problema que lo ha causado tomaremos dos alternativas

 

¿Por qué ocurre?

En la primera situación se nota una pérdida de luz desde las cuatro esquinas de la pantalla LCD, igual que en la imagen de arriba. En este caso, se trata de una pantalla defectuosa ya que es un error de fabricación. Este problema se debe a un error de producción en fábrica. La película polarizada situada entre el cristal y la pantalla táctil no se colocó correctamente. Sin embargo, no se puede corregir manualmente. Si se desea solucionar este problema, es mejor que lo haga un técnico profesional, ya que se requieren herramientas y habilidades especiales para separar el polarizado de la pantalla táctil. La otra opción es devolver la pantalla al proveedor. Nosotros siempre recomendamos probar el correcto funcionamiento de las pantallas antes de su instalación final.

 

La fuga de luz (pérdida de luz en las pantallas) es un problema común después de reparar una pantalla LCD.

 

problema-de-fuga-de-luz

 

En la segunda situación sólo se nota pérdida de luz desde la parte inferior de la pantalla LCD. Este segundo fallo también se debe a un problema de montaje, pero de uno mismo. El problema ocurre cuando se está montando el teléfono. Esta es la diferencia con la primera situación, ya que el problema se produce cuando se monta la pantalla en el teléfono y no es debido a piezas defectuosas. No es necesario recurrir a sofisticadas máquinas, podemos resolverlo nosotros mismos.

 

 

El problema se debe a una fuga de luz en la zona de navegación (botones inferiores). En primer lugar, tendrás que desmontar el teléfono de nuevo, en nuestro caso un HTC One (M7). Después hay que buscar las luces led en el flex de los botones inferiores y corregir la posición. Podemos utilizar cinta adhesiva para que el flex quede bien sujeto. Por último, montamos de nuevo el teléfono asegurándonos de que la pantalla queda bien pegada al chasis.

Si te ha gustado este artículo compártelo en las redes sociales y recuerda que siempre puedes dejar en manos de nuestro servicio técnico la reparación de tu smartphone.

En Full repairing damos vida a tu móvil.