Solución a Samsung Galaxy Note 2 N7100 que no enciende

reparar-note2-no-enciende

Una de las reparaciones que estamos realizando últimamente con asiduidad, es la reparación de Samsung Galaxy Note 2 que no encienden. Y aunque se trata de un móvil con unos años encima (actualmente ya está en el mercado el Note 8), es un buen móvil que a muchos usuarios le sigue siendo útil. Por lo tanto, merece la pena gastarse lo que cuesta una reparación de placa base frente a la compra de un nuevo terminal. Existen diversos motivos por los que el Note 2 no puede encender, pero hoy te explicamos cual es el más común en este modelo.

 

Que no enciende puede deberse a una batería dañada, el puerto de carga dañado (no se puede cargar el teléfono por tener el puerto dañado y una vez la batería se descarga no vuelve a cargar por lo que pensamos que el móvil no enciende, pero en realidad se trata de un problema de carga), daños en la placa base como el IC de power, corto en alguna línea o... memoria eMMC dañada. 

 

¿Qué quiere decir que la memoria eMMC se ha dañado? Esto significa que el chip de la memoria (como el que aparece en la foto) se ha dañado internamente y cuando el procesador manda señales a la memoria, ésta no responde y no es capaz de ejecutar los archivos del boot (del arranque) ni tampoco de cargar el firmware del sistema. Por hacer un símil con un ordenador, es como si el disco duro de nuestra computadora, se hubiera dañado físicamente. No se trata de un fallo de software el cual se solucionaría cargando de nuevo el firmware.

 

Entonces ¿qué hacemos? Al tratarse de una daño físico, no queda otra que sustituir el circuito integrado. ¿Y es fácil cambiar la memoria eMMC? Pues como todo, si se tienen los conocimientos técnicos suficientes y las herramientas adecuadas, sí. Si no, se convierte en una tarea compleja y lo más probable es que se acabe dañando más la placa base. Puedes ver un vídeo que hemos subido a nuestro canal de YouTube en el cual podrás revisar el proceso del cambio de memoria.

 

El proceso es el siguiente:

 

1. Desarmado del teléfono para poder extraer la placa base.

2. Una vez que tenemos fuera la placa base la sujetemos en el soporte para poder trabajar con mayor comodidad.

3. Desoldamos la memoria. Para ello, primero retiraremos la resina que tiene alrededor, luego echaremos flux y con la estación de aire caliente extraemos la memoria con calor.

4. Una vez extraída la memoria, limpiamos bien la placa base de los restos de resina que han quedado debajo del chip, así como de estaño y de restos de flux.

5. En los cambios de estas memoria es normal que se levanten muchos pads NC (no conectados del inglés not connected). Aun así es importante revisar que no hemos levantado alguna pista conectada (si van conectadas a otros componentes).

6. Echamos un poco de flux y colocamos el IC de la eMMC dentro de las guías. Por último, lo soldamos con aire caliente.

7. Ya podemos armar de nuevo nuestro teléfono y comprobar que funciona. Terminaremos con la configuración del mismo.

 

Este artículo no se trata de un tutorial, si no de un texto informativo por lo que recomendamos no realizar esta reparación si no se tienen los conocimientos adecuados. En el caso de que necesites reparar tu móvil, puedes contactar con Full Repairing. Recordamos que tras cambiar la memoria se pierden todos los datos que contenga la memoria.

 

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo a través de los botones sociales.

 

Full Repairing DAMOS VIDA A TU MÓVIL 

 

Jorge Rojo Ramos